Cuando nos iniciamos en la práctica de surf caemos en el error de querer parecer como esos surfers que ves en tus vídeos de Instagram y rápidamente comenzamos a pensar en la tabla de surf que vamos a comprarnos para nuestro próximo Surf Camp. Comprarse la tabla más «guay» del mercado es un error que suele salir caro, pues de repente nos encontramos remando sin parar y con cero olas en el contador. Así que no seas «kook» y alquila tablas de surf para principiantes hasta que tus instructores te aconsejen dar el siguiente paso hacia tablas epoxy o fibra.

La mejor tabla para principiantes

Ignora a los «chicos grandes» y céntrate en tu propio aprendizaje sobre la tabla. Al final del día lo que quieres es coger el máximo número de olas y divertirte como un enano. Elige una tabla blanda, también conocida como «corchipan» o «foamie», y te aseguramos que tu evolución será más rápida que con otro tipo de tablas.

Esto se debe a que las tablas de surf blandas son ligeras y presentan pocos riesgos en el agua tanto para ti como para los que te rodean. Son más fáciles a la hora de remar, hacer la puesta en pie y de mantenerte estable una vez estás surfeando la ola.

Afortunadamente para los más «tiquismiquis», las tablas blandas vienen en todo tipo de formas, tamaños y colores, aunque lo más adecuado es que te olvides de este tipo de detalles, te dejes aconsejar por nuestros instructores y utilices la tabla que ellos te faciliten. Tal vez creas que un tamaño 8 o 7 pies es demasiado aparatoso, pero cambiarás de opinión cuando estés constantemente cogiendo olas mientras ves cómo dejas atrás a todos aquellos «guays» que con sus tablas duras y caras, resulta son igual de principiantes que tú.

Cuándo y cómo comprar tu primera tabla

Como ya hemos establecido anteriormente, la mejor elección para comenzar a hacer surf y progresar rápidamente, es utilizar tablas de surf blandas, especialmente diseñadas para principiantes.

Sin embargo, cuando hayas mejorado lo suficiente y estés convencido de que vas a practicar regularmente, lo más normal es que te apetezca tener tu propia tabla. Es entonces cuando tenemos que plantearnos una serie de cuestiones antes de realizar nuestra compra.

Lo más normal es que, salvo que vivas por y para el surf, practiques de manera esporádica cuando el tiempo te lo permita. Las condiciones de las olas suelen cambiar y no siempre vamos a encontrarnos con un parte favorable. Es por eso que una tabla blanda, de nuevo, suele ser la mejor opción como primera tabla de surf.

¿Pero por qué? Se supone que ya sabemos lo suficiente como para dar el paso y comprarnos una tabla de fibra, ¿no? Bien, eso tal vez sea verdad, pero antes tienes que preguntarte cuál es tu objetivo surfeando: si la respuesta es ser el mejor surfer del «pico», adelante. Olvida el «corchipan» y comienza a coleccionar tablas de pros; Si por otro lado, tu meta es pasarlo bien y coger el máximo número de olas, olvídate de todos tus prejuicios y haz que tu primera tabla de surf sea un corchipan. Te durará toda la vida, la puedes utilizar en la mayoría de las condiciones y además, puedes dejársela a ese amigo o amiga que quiere dar sus primeros pasos.

Con esto no te estamos diciendo que te olvides de comprarte la tabla que te gusta de fibra, sino que aproveches todas las posibilidades que te da un corchipan antes de dar el salto. De esta manera, siempre tendrás una opción segura con la que podrás disfrutar en el caso de que la tabla corta no te sirva (como por ejemplo, cuando las olas son pequeñitas).

Consejo: surfea según tu nivel

Al igual que pensamos que lo mejor es utilizar tablas de surf de principiantes durante el tiempo que sea necesario y bajo la supervisión de tus instructores, hay que hacer lo mismo con las playas donde surfeamos.

A veces nos apresuramos y queremos surfear olas para las que no estamos preparados. Nos olvidamos que esto supone un riesgo para nosotros y para otros surfers. Antes de remar hasta el «pico», observa el oleaje y sobre todo, el tipo de surfers que hay. Si percibes que el nivel medio es alto, lo mejor es que vayas a otro lugar más fácil, donde cogerás más olas, molestarás menos y en consecuencia, evolucionarás mejor.

Por eso, la playa de Somo y Loredo en Cantabria es el lugar perfecto para aprender. En ella encontrarás diferentes spots para todos los niveles, permitiéndote mejorar y pasar al «siguiente nivel» que está tan solo a unas remadas más allá. Desde principiantes totales hasta surfers de elite eligen esta playa para coger olas durante todo el año.

Surf Camp en Cantabria en Septiembre
1
Hola👋
🇪🇸 ¿Necesitas ayuda?
🇬🇧 Do you need help?
Powered by

If you continue to navigate and/or use this site, you accept the use of cookies. More info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar